Encabezado_ArtistasYobras_centro


Biografia_CentroObras_Centro


Julian Opie


El artista británico Julian Opie estudió en el Goldsmiths College of Art de Londres entre 1979 y 1982, dándose a conocer posteriormente en una exposición colectiva en la Lisson Galley (1982), muestra donde coincidió con artistas del renombre de Anish Kapoor o Keith Haring. Este primer contacto le sirvió para presentar un año después su primera exposición individual de la misma galería.

Vinculado inicialmente a la escultura, desde los años noventa su obra gira al entorno del trabajo en volumen y la obra pictórica, muy influenciada por la estética fría propia de las imágenes de ordenador o los logotipos de carácter publicitario, con una estética neopop que el artista extrae directamente de su entorno inmediato, ya sea personas o lugares próximos. En lo referente a la escultura, Julien Opie opta por temáticas simples como edificios, carreteras o automóbiles estableciendo así un equilibrio sutil entre lo físico y lo virtual. A nivel pictórico trabaja con registros clásicos como el retrato, el paisaje o el bodegón, siempre con la utilización de líneas esquemáticas y colores planos y brillantes que otorgan a sus obras una falta absoluta de estilo que se acaba convirtiendo en su marca de identidad.

Por las características de su trabajo, así como por sus posibilidades comerciales y de consumo de masas, Julien Opie ha hecho algunas incursiones en el campo del diseño, como por ejemplo la portada de un recopilatorio de la banda británica Blur.

David Armengol

 


_Mes_Obres


 Julian Opie


Artiste_AnteriorArtista_Siguiente



Encabezado_ArtistasYobras_centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_Centro
Flecha_Izq_Centro

linea_baja

Julian Opie

Modern Tower 8, 2002

Escultura | vinilo y pintura sobre madera negra
242,3 x 53,6 x 53,6 cm.
 
JO.0002-

 

El trabajo escultórico de Julian Opie mantiene los mismos criterios estéticos y conceptuales que su obra bidimensional. Composiciones de carácter minimalista dominadas por líneas esquemáticas, mecánicas y impersonales; unas soluciones gráficas – y en este caso volumétricas – próximas al pictograma, el dibujo por ordenador o la imagen virtual.

Siguiendo la regularidad arquitectónica de la torre, y a base de cubos rectangulares de madera de diferentes alturas, Julian Opie construye edificios perfectos con tramas lineales que, desde la repetición de motivos constantes (en este caso ventanas absolutamente geométricas) muestra una microarquitectura urbana. De la misma manera que pasa con los paisajes, objetos o retratos, sus soluciones responden a ciertos estereotipos de edificio y, en definitiva, a modelos urbanísticos característicos y reconocibles.

Las torres de Opie, ya sean expuestas en la sala de exposiciones o en el espacio público – donde se enriquecen a partir del diálogo con el exterior -, invitan a una mirada específica sobre la realidad, el entorno inmediato y su sistema pautado y codificado de relaciones. Próximas a la pureza del arte minimal, pero a la vez sensibles al imaginario propio de la cultura pop – o mejor dicho neopop, o postpop -, las Modern Towers de Julian Opie van más allá de un ejercicio estético de simplificación geométrica para dar una lectura practicamente publicitaria y seductora de determinados elementos, como son estos rascacielos herméticos que se convierten en símbolos directos de la vida urbana contemporánea, seguramente desde la versión más estereotipada y tópica de la ciudad norteamericana y el dominio vertical.

La sencillez de formas, líneas y colores que caracteriza las obras de Julian Opie, y que le han dado a conocer precisamente por su construcción de realidades artificiales; es decir, por una visión específica del mundo a medio camino entre lo real y lo virtual, son traspasadas aquí al volumen de la escultura. No obstante, la pureza de líneas, el rigor y la obsesión geométrica de las Modern Towers recuerda en muchos casos a una percepción más propia de sistemas de realidad virtual, con sensaciones de falsa perspectiva o de búsqueda de ilusión espacial (recursos por otra parte comunes en el conjunto de su obra).

Además de estos modelos de edificio, en los que el artista reproduce algunos de los esquemas básicos de la arquitectura moderna, convertidos ahora en la skyline típico de la ciudad contemporánea (solamente tenemos que pensar en la imagen que todos tenemos de Nueva York), Julian Opie muestra en la serie de torres otros modelos arquitectónicos, como por ejemplo las Baroque Towers, las Gothic Towers o la serie Tourist, en las que el artista mezcla diferentes edificios con la voluntad de ofrecer una imagen caótica de la ciudad actual, una percepción fragmentada y confusa característica de la aproximación turística en estos lugares que visitamos pero en los que no vivimos.

David Armengol

 


Flecha_Top_Centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_CentroFlecha_Izq_Centro


linea_baja