Encabezado_ArtistasYobras_centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_Centro
Flecha_Izq_Centro

linea_baja

Eulàlia Valldosera

Loop, 1995

Vídeo | color | sonido
EV.0019

Las imágenes de esta obra, grabadas en vídeo, se declaran como la documentación de una performance, pero parece más propio pensar que la performance se realizó para obtener una obra registrada en imágenes en movimiento.

Lleva en su título y en sus imágenes todos los elementos para su aprehensión. Loop indica que se trata de algo que gira sobre un eje, que vuelve o serpentea; es un ciclo o varios de un proceso.

En sus imágenes vemos a la artista, vestida de negro, que camina por la Cisterna de Yerebatana en Estambul, es un depósito de agua subterráneo. La estancia está en semipenumbra, vemos una hermosa columnata que sostiene amplios arcos que se reflejan en el espejo de una no muy profunda capa de agua. La cámara al principio la filma desde el lateral, luego se sitúa detrás y recoge su imagen entre dos columnas, hay una luz roja a un lado. Lleva dos vasos en las manos, se sitúa sobre un podio de piedra que la eleva como flotando en el agua. Da la espalda a dos focos de luz. Toma agua del depósito y la va pasando de un vaso a otro con la boca, cae mucha a la cisterna. La luz que generan los proyectores funde las sombras en la pared frente a la artista y éstas se constituyen como el centro de la imagen. Las sombras producen una imagen demediada, simétrica, pero invertida. En un momento deja de pasar el agua por la boca y la tira al suelo, pero en las sombras parece que el líquido va de un vaso a otro. Se marcha y la imagen final es la luz de los dos proyectores y el ondular del agua.

Según Eulalia Valldosera ha tratado de describir un ciclo que tiene como protagonista el agua, ésta en su devenir sufre un proceso de entropía, un cierto desorden, desde la cisterna al vaso de ahí a su boca, al otro vaso y vuelta a su boca repetidas veces, cambia de lugar y acaba en su origen, cayendo en la cisterna, en un anárquico trasiego.

Este recorrido del agua, según la artista, le sirve para reflexionar sobre la energía potencial de los procesos, sobre los cambios, y sobre las posibilidades perdidas en ellos. Los actos que surgen de las potencias no siempre son controlables, y el artista debe de trabajar con ellos, desde la simetría de las dos mitades del ser: la masculina y la femenina. De igual manera que en otras instalaciones objetuales de Eulàlia Valldosera vemos: el origen de la luz, el objeto y las sombras que este genera. Las imágenes sugieren una reelaboración del reflexiones antiguas: el mito de la caverna de Platón visto desde arriba, lo vemos todo, incluso el truco, y así sabemos como las sombras nos engañan.

A diferencia de sus otras instalaciones en las que los objetos se mueven por diversos mecanismos, y su movimiento está prefijado por ellos, en esta obra el ciclo del movimiento del agua no está determinado, surgió del azar, y pudiendo repetir el proceso, nunca resultaría igual.

Aramis López 

Flecha_Top_Centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_CentroFlecha_Izq_Centro

linea_baja