Encabezado_ArtistasYobras_centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_Centro
Flecha_Izq_Centro

linea_baja

Francesc Ruiz

El Corte Inglés y el Hotel Barceló Sants, 2001

Instalación | Fotocopias b/n sobre pared
El Corte Inglés: 200 x 400 cm. | Metro: 50 x 200 cm. | Hotel: 110 x 200 cm.

 FR.0001-

| detalle |

El Corte Inglés y el Hotel Barceló Sants es algo así como un “planeta-plató”, una sucesión de secuencias y de escenografías a habitar en la ciudad de Barcelona: por un lado, los niveles, desde el sótano a la terraza, de unos conocidos grandes almacenes, por otro, la vida en el subsuelo del metro y en tercer lugar, las habitaciones de un hotel situado dentro de una estación de trenes y autobuses. Similar a las viñetas de cómic, en cuanto a la distribución espacial de las situaciones, en la representación de estos tres espacios parece haber un imaginario reticular, una forma de red que estructura el mínimo aspecto de lo cotidiano.

Como en otros de sus trabajos, la de Francesc Ruiz es aquí una ideología “conexionista”: toma posesión del mundo “individualizando” los lugares comunes y detallando la cartografía subjetiva de sus propios conocimientos. Ese es el método con el que investiga y se relaciona con su contexto directo. De ahí que un día cayera en la cuenta que El Corte Inglés, uno de sus lugares favoritos en la ciudad, tenía acceso directo al metro a través del parking. También de que, de la misma manera, el Hotel Barceló Sants estaba conectado con el metro a través de la estación de Sants, ambos mediante la línea 3. Un circuito circular y autosuficiente en el que poder vivir en la ciudad sin ni siquiera pisar la calle, que nos da otra idea de arquitectura y espacio urbano.

La interconexión de esos tres lugares acaba siendo como una batería que almacena energía. La distancia física que separa un lugar de otro ya no tiene que ver con el acceso real de ese lugar, sino con el entrecruzamiento de redes que regulan las distancias. Muchos de los personajes que aparecen dibujados en la plantas del hotel, esperando en el metro o de compras en el centro comercial no parecen estar realmente allí. Están como en una zona offshore, ni integrados del todo, ni limitados del todo a un rol de observación neutro. Tampoco las tramas narrativas parecen tener una conexión aparente y la lectura del guión global se convierte más bien una reinvención del pictograma. La lectura de la obra se transforma pues, en una cinta, en banda pasante, un itinerario en el que se van superponiendo varios sistemas de compilaciones de información, archivos escondidos y circulación de codificaciones. Una geografía “figurativa” con la que Francesc construye simulaciones, arquetipos urbanos y singularidades que se esconden tras el consumo de masas.

El Corte Inglés y el Hotel Barceló Sants muestra pues, otro mapa de la ciudad cuyo mínimo metro cuadrado ha sido objeto de una cuenta y examinado bajo una mirada de radar. Desde el interior de este bucle autárquico y trucado, Francesc Ruiz apuesta por la excentricidad, el impacto emocional, la cotidianidad más resbaladiza y lo falsamente trivial para construir un espacio vital desde donde poder vivir y negociar con la subjetividad propia y la ajena. Lugares de paso, escenarios sin centro y campos desjerarquizados para reflexionar sobre los comportamientos individuales mediante la observación desprendida del comportamiento colectivo.  

Bea Espejo 


Flecha_Top_Centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_CentroFlecha_Izq_Centro

linea_baja