Encabezado_ArtistasYobras_centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_Centro
Flecha_Izq_Centro

linea_baja

Dora García

Frases de oro, 2003. La realidad es una ilusión muy persistente, 2003

Instalación | Letras pintadas con pan de oro sobre pared
Dimensiones variables
DGA.0001-
  

La serie Frases de Oro se inició en el año 2001 y consiste tautológicamente en un número de frases escritas en letras de pan de oro aplicadas directamente sobre la pared.

 

Los temas de estos aforismos están siempre vinculados al sentido común, en relación al cual son capaces de realizar una ligera función desestabilizadora. El arte es para todos, pero sólo una élite lo sabe (2001), El futuro debe ser peligroso (2005-09). No es el pasado, sino el futuro, lo que determina el presente (2007) y Una buena pregunta debe evitar a toda costa una respuesta (2009), son ejemplos de frases que, mediante la ironía, subrayada por la burlesca elección del material y el color que les otorga un preciosismo inmaterial, propone una manera de mirar al mundo. Pero el lector no puede decir si esta perspectiva del mundo expresa una profunda sabiduría o, en su lugar, una ocurrencia o una provocación.

 

La frase de la colección de Cal Cego se adscribe nada más y nada menos que a Albert Einstein, pero separado de su lenguaje científico-didáctico, es tan eficazmente ambigua como lo puede ser un graffitti anónimo en las paredes de la ciudad, del tipo que a menudo nos hace detener mientras andamos por las calles, nos paramos para leerlas y nos empezamos a hacer preguntas. Estos truismos no son citas, incluso aunque las palabras han sido pronunciadas por alguien: cuando su contexto lingüístico o semántico de origen es dejado de lado, se presentan ante el lector simplemente como potenciales trucos de pensamiento. Las Frases de Oro encapsulan la idea que Dora García tiene de la cultura: nunca separa lo intelectual de lo inculto, una fuente de frases hechas y preguntas, una base para la duda.

 

Tal como ocurre con sus performances, las Frases de Oro no tienen un lenguaje preestablecido, pero deben ser traducidas al idioma de origen en el contexto de la exposición. Dora García no deja espacio para la incomprensión lingüística, prefiere dejar tanto espacio como sea posible a la duda por encima de su interpretación. Cuando no se pone en duda su significado moral, como en el caso de su libro de 2009 cuya portada llevaba nada más que su título en grandes letras, Steal This Book (o Robe Este Libro). Dedicado a la documentación de una serie de performances, pero al mismo tiempo homenaje al activista político de izquierdas, Abbie Hoffman, que había escrito un polémico trabajo con el mismo título, el libro de García fue concebido tanto como una presencia escultórica que podía ser robada de los espacios de exposición, como una publicación sobre su trabajo asequible para cualquiera interesado y que podía ser comprada en una librería.

 

Más allá del reto lanzado al espectador y la provocación de cara a la institución del museo, en su papel como «guardián» del conocimiento, esta ambigüedad entre el título y la inducción a una acción subversiva también refleja el deseo de Dora García de trabajar mediante Mensajes, Instrucciones, Preguntas, como se resumían en el título de su exposición individual en el FRAC Bourgogne, comisariada por Eva González- Sancho en el año 2005.

 

Recientemente, sus intereses lingüísticos se han cruzado con otro tema de investigación que es fundamental en su poética, la historia de los movimientos anti-institucionales, con una atención especial al nacimiento de la anti-psiquiatría. El estudio de las características lingüísticas específicas, clínicamente adscritas a la esquizofrenia (tales como la falta de interés por un uso socialmente convencional del lenguaje hablado, la coordinación asindética-es decir, términos que se suceden sin una conjunción coordinativa-o la distorsión de las palabras en relación con su valor metonímico) la ha llevado a señalar fuertes paralelismos con los experimentos lingüísticos que pueden encontrarse en arte desde los tiempos de los movimientos de vanguardia. Este es otro punto de vista desde el que Dora García escoge plantear preguntas sobre el papel social del artista, listo entre una personalidad de culto y una figura marginal socialmente hablando, así como de la capacidad del arte para comunicar.

 

Eva Fabbris


Flecha_Top_Centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_CentroFlecha_Izq_Centro

linea_baja